La Terapia Ocupacional es una disciplina comprometida con la promoción de la salud y el bienestar a través de la ocupación.
La Ocupación es el conjunto de actividades que una persona realiza, disfruta y valora, dándole sentido a la vida, estructurándola y manteniendo la organización del tiempo.
Cuando por una enfermedad física o mental, discapacidad o exclusión social las personas ven afectada su participación en las distintas actividades que necesitan o desean hacer, interviene el Terapeuta Ocupacional evaluando las habilidades motoras, cognitivas, perceptivas e interpersonales, así como, las actividades y los roles personales
El Terapeuta Ocupacional trabaja en la articulación entre la persona, la ocupación y el entorno con el fin de conseguir un óptimo desempeño según las etapas del ciclo vital, esto incluye a las actividades de la vida diaria, la educación, las actividades productivas, el ocio, el juego y la participación social.
El objetivo fundamental en Terapia Ocupacional es capacitar a la persona para realizar aquellas actividades que considera esenciales para su vida aumentando la función independiente, reforzando el desarrollo y previniendo la discapacidad.
Los que trabajamos en Terapia Ocupacional vivimos nuestra profesión como una filosofía de vida donde reconocemos el vinculo entre lo que la persona hace, su entorno y su salud.   (Aranda Garrido, 2011)